miércoles, 30 de marzo de 2011

¡Con la Iglesia hemos topado! Vol.II

Un aldeano más en la taberna
con su tercio en la mano, y en el cuello
escapando, tal vez, de mi cabeza
la levita fatal del casto clero.

Dos mesas para allá, una posesa
blasfema con la mente y con los versos.
¿Qué haría de ti si ya no fueras
el siervo de Jesús el Nazareno?

Será que hoy maquillo las palabras
por miedo a que las halles imprudentes
si estás al otro lado de pantalla.

No esperes más de mí, sólo soy Laura,
dos mesas para allá, dispuesta a verte
la cara y el reverso del paquete.

Laura García Sánchez

2 comentarios:

  1. y el reverso del paquete...
    ¡ay pecadora!
    menudo dilema que tienes

    ResponderEliminar
  2. me matas, Laura, increíble... jaj

    ResponderEliminar